Los gatillos, protagonistas en Forza Motorsport 5