La PAX Prime también esconde algo para XBOX One