La continuidad de Watchdogs depende de los usuarios