Konami sufre un fuerte descenso de sus ventas