Elogios para Strider,
un renacimiento prometedor