The Elder Scrolls Online tiene una intensa agenda que cumplir