El futuro de Titanfall, son las nuevas experiencias