El director de Assassin´s Creed
descarta una versión moderna