El desarrollo de Tales of, viento en popa