Eidos confía en el éxito de Thief