EA Sports analiza el futuro de sus franquicias