Capcom tiene un futuro, lleno de “grandes cosas”