Call of Duty rechaza el mundo abierto