Bill Stillwell explica la situación actual de los juegos retrocompatibles