Battlefield 4 se compara con la realidad