Microsoft lanza cajas de loot en Australia, y una Xbox se salva del fuego en California