Wolfenstein II tendrá armas más brutales que en el primer juego