Primeras impresiones: Intentamos sobrevivir en el mundo de Conan Exiles