Outlast 2 aun tiene un largo camino por delante