Microsoft se prepara para no volver retrasar juegos, evitar cancelaciones y fortalecer relaciones