Microsoft está abierta a conversaciones con Valve y Nintendo para su Cross-Play