Guía para elegir correctamente un televisor 4K gaming para Xbox One X

Muchos ya disponemos de un televisor 4K para jugar, pero ante el inminente lanzamiento de Xbox One X previsto para el 7 de noviembre, otros tantos se ven en la tesitura de adquirir la última tecnología en definición de paneles. Es entonces cuando empiezan a saltar las dudas:

“¿Qué tele me compro? ¿Plana o curva? ¿De cuántas pulgadas? ¿Input Lag? ¿UHD? ¿SUHD? ¿HDR? ¿OLED?. ¡Socorro!”

Que no cunda el pánico, porque por este motivo hemos decidido aportar una guía para que sepáis qué mirar antes de lanzaros a la piscina o de que un comercial os venda la moto y compréis cualquier cosa. En este 2017 han salido al mercado paneles muy buenos, pero también los hay del año pasado a un precio ya reducido que también merecen mucho la pena. Sin embargo y por razones obvias, ni podemos ni queremos decidir por vosotros una marca o un modelo, pero si poner nuestro granito de arena y guiaros un poco sobre esta tecnología y toda su terminología, repasando en primer lugar, los conceptos.

Resolución 4K / UHD / SUHD

Los televisores Full HD (1920 x 1080 píxeles) ya son cosa del pasado… salvo en los de gama muy alta. Actualmente hay televisores Full HD cuyas prestaciones y calidad del visionado son mejores que las de algunos 4K del montón. El aumento de resolución del 4K frente al Full HD se da en que las imágenes se ven hasta 4 veces mejor, más nítidas y con colores más reales. Al igual que ocurrió en el salto entre otras tecnologías, aún no hay muchas señales que emitan en este formato (especialmente en la televisión pública), por ello aún muchos hogares se resisten a cambiar su televisor.

¿Pero qué es el 4K?. Los denominados 4K y UHD (Ultra High Definition) hacen referencia a la misma resolución, lo que ocurre es que los fabricantes utilizan ambos términos por igual, pero son lo mismo. Teniendo esto ya claro, la resolución mínima de este estándar es de 3840 x 2160 píxeles en formato 16:9 y la máxima es de 7.680 x 4.320 píxeles. El SUHD es un estándar propio y patentado por Samsung, y en estos modelos la firma coreana utiliza el UHD, al que además añade mejoras en algunos aspectos, como colores más vivos y un alto brillo de imagen.

4K

La tecnología 4K supone un salto de 4 veces mayor definición respecto al Full HD. Imagen: Wikipedia.

¿Qué es el HDR?

El HDR (High Dynamic Range) se trata de un paso adelante en la calidad del 4K, pues las señales HDR son capaces de transportar mucha más información en la imagen. Los modelos que cuentan con esta tecnología mejoran los píxeles, ofreciendo mayor contraste y un espectro de colores mayor, gracias a una más amplia gama de color, haciendo que los tonos sean más ricos, más realistas y con más detalles. Los negros son más negros, y los blancos son más blancos, lo que se traduce al final en un mayor ratio de contraste sobre los paneles, que además pueden ser de 10 bits (HDR10), o 12 bits (DolbyVision), gamas media y alta respectivamente. Juegos como Gears of War 4, Forza Horizon 3 (abajo en la imagen) o Halo Wars 2, ya hacen uso del HDR.

4K

Comparativa de Forza Horizon 3 con imagen standard y con HDR. Imagen: TrustedReviews.com

Tecnología OLED

Podría resumir y finiquitar esta guía con un: “Deja de perder el tiempo y cómprate una OLED”, pero no son aptas para todos los bolsillos (de unos 2000€ en adelante). Actualmente estos paneles no tienen rival, juegan en otra liga, es la más alta calidad que podemos encontrar en formato doméstico. Esta tecnología es la sucesora directa de los televisores LED, con los que llegó un menor grosor, consumo y mejor calidad de imagen, algo que las pantallas OLED son capaces de mejorar aún más.

La principal diferencia radica en que mientras que en los paneles LCD LED son los leds quienes iluminan el panel del televisor, en los televisores OLED no se requiere de esa fuente trasera de luz, porque sus diodos en sí mismos son la luz. Gracias a este avance en el que no se depende de la luz trasera, los píxeles consiguen tener negros más puros. La marca LG ha sido la principal portadora de esta tecnología, pero otras ya están empezando a montar estos paneles en los televisores de 2017.

¿Qué tamaño comprar?

Esta es una necesidad relativa a cada usuario y al uso que se le va a dar al televisor. Cabe destacar que los televisores 4K en los que realmente se aprecia esta tecnología, es en los de gran pulgada (de 50″ en adelante), siendo menos perceptible su calidad en los televisores de entre 32″ y 46″. Esto es así, por lo que obviamente cuanto más grande mejor, pero hay que tener en cuenta algunos factores como el espacio del que disponemos y la distancia de visionado, así como pensar en si va a ser exclusivamente para jugar, o si su uso va a ser el de un televisor de salón.

Por ejemplo, en mi caso antes de comprar mi televisor, tomé medidas de mi espacio y distancia en casa, y luego medí el televisor en la misma tienda donde lo compré. Tenía claro que iba a ser mi televisor principal, tanto para jugar, como para ver TV o contenidos de plataformas digitales como Netflix. Opté por este modelo que ya espera al ‘escorpión’ de Microsoft. Otros sin embargo preferirán una pulgada más pequeña para jugar en una habitación, o una gran pulgada por tener mucha distancia de visionado. En caso de que se quiera comprar un televisor grande pero no quepa en el mueble, la solución es bien sencilla: hay que cambiar ese mueble, como sea :)

Sobre el cuerpo del panel, que no os engañe nadie, las pantallas ‘curve’ no mejoran el visionado, ni evitan reflejos, ni fatigan menos la vista. Simplemente hay quien se siente más cómodo estando directamente sentado frente a ellas. Optar por esta estética se paga, pero es solo una cuestión de gustos.

Input Lag

Por último, algo que debemos tener muy en cuenta es el Input Lag nativo del televisor, que es el tiempo que pasa desde que la imagen es generada por la consola hasta que se plasma en la pantalla. Esto cobra vital importancia a la hora de jugar, ya que el recorrido desde que pulsamos el botón en el mando hasta que lo vemos reflejado debe ser el menor posible, especialmente en los títulos multijugador, en los que una milésima de segundo puede decidir una jugada. Así pues, será importante buscar un televisor con un input lag bajo (30 milisegundos o menos) y si tiene un modo juego mejor que mejor.

Desde GeneraciónXbox esperamos que con esta guía tengáis más claros los conceptos, así como que sirva de punto de partida para empezar a mirar modelos y precios bajo el presupuesto que se disponga. Y recordar, esta es una tecnología cara, en la que no se puede invertir a la ligera. Si tenéis un buen Full HD y no os corre prisa dar el salto al 4K, mejor aguantar con él que comprar un 4K mediocre. Actualmente hay televisores de 55″ por 500€ o menos, que no ofrecen el verdadero potencial de la resolución 4K. Ojo.

Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí.


The following two tabs change content below.

Desirée Clary

Jefa de Contenidos en Generación Xbox
Sangre verde y vikinga. A los mandos desde 1989 y Xboxer desde 2006.

Ultimas entradas de Desirée Clary (ver todas)

Debes estar Conectado para comentar.

Últimos comentarios

  • author image
    Y2Aikas dijo:
    enhorabuena phil! te lo mereces , ahora desde ahí tendras mas capacidad para mejorar aun mas la div...
  • author image
    pitu dijo:
    Tengo dudas entre verde con negro de secundario y uno que mostraron creo que con Super Lucky Tale de...
  • author image
    Roberto dijo:
    Y llegará a Switch y si eso a Xbox......
  • author image
    jhonvill dijo:
    espero que esto ayude a que su influencia en la division de xbox aumente...
  • author image
    jhonvill dijo:
    como lo pense era cuestion de tiempo para que llegara a mas plataformas debido a que los mismos desa...

Análisis