Este es el desagradable dedo USB que nos propone Resident Evil 7