La firma Eero asegura que hay más Xbox que PS4 conectadas a sus WiFi