Más problemas para Destiny 2: La dificultad prestigio de la raid se retrasa 8 días

Después de la polémica surgida estos últimos días debido a la falta de contenido endgame para los usuarios más hardcore de Destiny 2, de la que advertíamos incluso en nuestra review, parece que Bungie no las tiene todas consigo para mantener a todos los jugadores que volvieron a confiar en ellos para pasar los próximos meses sumergidos en la batalla para conseguir ser los guardianes más poderosos.

Es cierto que la manera de tratar el endgame en esta ocasión es mucho mejor que en la primera entrega y que la primera expansión, que muchos ya han pagado sabiendo lo que vendría, llegará antes que la anterior, es decir, a finales de 2017. Pero en los últimos días se ha vuelto a repetir uno de los grandes problemas que surgieron en el primer juego: los glitches. Al parecer, han encontrado uno en concreto que permite derrotar a Calus, el último jefe de la raid, de manera muy sencilla, y lo que es una lucha complicada en la que hay que cooperar activamente para dañarlo, se convierte en un juego sencillo para obtener loot rápido.

Precisamente por esto, Bungie ha decidido retrasar una semana la llegada de la dificultad prestigio de la raid Leviatán. Es una mala decisión, teniendo en cuenta los debates que están surgiendo en la comunidad sobre la falta de contenido y es una lástima, porque en el “modo difícil” de la raid, el desafío se ajusta a los guardianes más poderosos -aquellos que sobrepasan los 300 de poder- para hacerla una auténtica locura y que solo unos pocos consigan pasarla. De hecho, hasta los modificadores y las penalizaciones cambian. Por ejemplo, en Destiny 1, una de las raid en dificultad difícil no permitía revivir durante todo su trayecto, así que si moría alguien, solo un reinicio completo de la zona permitía levantarlo.

Por suerte, con este reseteo semanal, por fin llega el esperado Estandarte de Hierro, el desafío PvP que si que tiene en cuenta el nivel de nuestras armaduras y armas para hacer daño a los enemigos, con lo que los más poderosos tendrán ventaja sobre los demás, convirtiéndose en desafío multijugador en el que si que se premia la búsqueda del equipamiento más potente, para, a cambio, obtener recompensas de nivel alto, que nos permitirán seguir subiendo el nivel de poder de nuestro guardián.

Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí.

Reserva ya tu Xbox One X

Microsoft Store

Amazon Store



The following two tabs change content below.
Apasionado de los videojuegos desde hace 20 años, Pecero hasta la médula, hasta que la Xbox One me sedujo al salón. Los shooters son mi pasión y los juegos de mundo abierto mi enemigo natural.

También te puede interesar


Destiny 2 vende un 50% menos que su predecesor según NPD El NPD confirma que Destiny 2 está vendiendo aproximadamente la mitad que su precedecesor, como ya apuntaban las cifras oficiales en UK.
La falta de contenido endgame de Destiny 2 incendia los foros Los jugadores de Destiny 2 se quejan en los foros de la falta de contenido endgame y la actitud de Bungie al respecto de estos problemas.
Bungie explica los desafíos y lecciones aprendidas del primer Destiny Bungie se sincera hablando de los problemas de desarrollo que tuvieron con el primer Destiny y como han solventado estos problemas en la segunda entre...

Debes estar Conectado para comentar.

Últimos comentarios

  • author image
    NyoCoreX dijo:
    Pues seguramente me lo compre, me parece muy bien pensado...
  • author image
    Evil charly dijo:
    impaciete estoy por ver lo que nos van a preparar ❤...
  • author image
    tomatomate dijo:
    Sigo soñando... 789 MB de actualización. Los menús van mucho más rápidos. La grabación: 5 Mbps...
  • author image
    Y2Aikas dijo:
    tengo muchas ganas de que salga mas de este juego y que Xbox X calle bocas , que muchos sonyers dec...
  • author image
    Y2Aikas dijo:
    tengo unas expectativas enormes de este juego , espero que enseñen algo este e3 !! y por supuesto q...

Análisis