El camión de Forza arranca en Bilbao, y no se detendrá ahí