Análisis de Devil May Cry HD Collection

Si hablamos del género hack and slash en los videojuegos, obligatoriamente tenemos que hablar de las bases que sentó la llegada de Devil May Cry. Esta popular franquicia, iniciada bajo la dirección de Hideki Kamiya, sigue siendo por méritos propios un referente y un espejo en el que mirarse para otros juegos del género. Actualmente, con la llegada de Devil May Cry HD Collection, ya podemos disfrutar de los tres primeros títulos de la saga en nuestra consola Xbox One. Es importante aclarar que cuando hablamos de Devil May Cry HD Collection no debemos confundirlo con la recopilación del mismo nombre que llegó en su momento a Xbox 360.

En aquella ocasión, la recibimos como una remasterización necesaria que muchos usuarios de la consola de Microsoft recibieron con los brazos abiertos. Hasta aquel entonces, todos estos juegos sólo habían estado disponibles en Play Station 2. En Devil May Cry HD Collection contamos con los tres primeros títulos que se lanzaron de esta saga, que por un lado incluye los títulos Devil May Cry y Devil May Cry 3 Special Edition, dos de los juegos más importantes y alabados de esta franquicia y por otro lado Devil May Cry 2, que aunque no es un mal juego, no consigue estar a la altura de los otros dos. A pesar de esto, lo cierto es que resulta un complemento perfecto para cerrar esta recopilación y conocer mejor la historia de Dante

Analisis Devil May Cry HD Collection Generacion Xbox

En Devil May Cry HD Collection podemos acceder a los tres primeros títulos completos de la franquicia.

Estamos hablando de una franquicia de gran calidad que marcó un género, pero a lo largo de este análisis no valoraremos individualmente estos títulos, los juegos son buenos y ya han pasado suficientes años como para que todos sepamos qué es Devil May Cry y que si se habla tanto de estos juegos es por algo. En este análisis nos centraremos en cómo se ha llevado a cabo la remasterización de estos títulos para su llegada a Xbox One.

Apartado técnico

La principal novedad de esta nueva remasterización y el mayor atractivo que nos ofrece Devil May Cry HD Collection en Xbox One son sus 60fps con una resolución de 1080p, dos datos que siempre son muy bien recibidos por parte de cualquier usuario y que valoramos muy positivamente. Aparte de esto, también es importante dejar claro que las texturas durante el gameplay y cinemáticas llevadas a cabo con el motor del juego, cuentan con un mejor acabado que en Xbox 360.

De momento este título no cuenta con ningún parche para aprovechar al máximo la potencia adicional de Xbox One X, algo que sorprende teniendo en cuenta que eso habría sido otro motivo para que muchos fans se decidieran a comprarlo de nuevo. Aunque suene a broma, a lo largo de este análisis estamos hablando en todo momento de una remasterización de una remasterización. Los cambios con respecto a la versión que llegó a Xbox 360 son casi inexistentes. Aparte de lo que ya comentamos en el primer párrafo, que está bastante bien y es algo muy positivo, no existe ninguna mejora o novedad importante que haya que destacar.

Esto no significa que no hubiera muchas cosas que podían haberse mejorado para la generación actual de consolas, que las hay… Una de los elementos que podemos criticar fácilmente, y de lo primero que nos percatamos, es la presencia de muchos vídeos y cinemáticas con una resolución muy baja. Como ya comentamos anteriormente, aquellos vídeos que veremos con el motor del videojuego sí están mejor definidos, pero el resto no hacen honor al HD del título. También es importante hablar que el cambio de resoluciones constante que veremos se hace molesto en muchas ocasiones, como al interaccionar con los diferentes menús dentro de cada juego.

Dejando de lado que la experiencia podría haber sido mucho mejor, lo cierto es que el rendimiento del título es muy bueno en Xbox One. Durante el análisis en ningún momento hemos sufrido tirones, caídas de frames o sufrido algún crasheo. Aparte, Devil May Cry HD Collection cuenta con tiempos de carga realmente pequeños que nos permiten disfrutar de esta franquicia casi sin esperas de ningún tipo. Las sensaciones que transmite en todo momento son la de estar jugando a un título de Play Station 2, pero en nuestra consola Xbox One, algo que no es malo, pero podrían haber hecho mucho más en vez de sacar a la venta una recopilación de títulos que ya habían remasterizado. Si ya jugasteis a la versión de la generación anterior, esta no os ofrece ninguna novedad importante a parte de mejor resolución y tasa de frames.

Recomendado:  Análisis de Hellblade: Senua's Sacrifice

Jugabilidad

Este es uno de los apartados que caracterizan y que hacen que Devil May Cry sea tan entretenido, pero es difícil hablar de la jugabilidad de tres títulos diferentes, sobre todo teniendo en cuenta que existe una diferencia de varios años entre cada entrega. A pesar de que con cada título la jugabilidad se va desarrollando para ser cada vez más fluida y compleja, lo cierto es que todos los títulos que podemos encontrar en Devil May Cry HD Collection cuentan con elementos comunes a la hora de jugarlos.

En primer lugar, cada uno de estos juegos está dividido en misiones. Las misiones suelen contar con vídeos al principio o el final para ir desarrollando mejor la historia y los personajes. De esta forma todas nuestras acciones están justificadas dentro de un contexto y una historia. Durante las misiones existe cierta variedad de objetivos entre derrotar demonios, resolver puzles y matar más demonios.  Aparte, contamos con un buen número de jefes muy diferentes y únicos. Demonios mucho más poderosos que el resto y con mucha más personalidad que nos supondrán un reto adicional, ya que cada uno de ellos cuenta con diferentes ataques y puntos débiles, por lo que cada uno de ellos ofrece una experiencia distinta.

También hay salas y misiones secretas que encontraremos explorando cada escenario. A la hora de combatir a los demonios, el juego nos incita a que luchemos con estilo y evitar que siempre hagamos los mismos movimientos. Esta es una mecánica muy bien implementada, ya que no recibimos ningún tipo de penalización si no lo hacemos, pero si lo intentamos, recibiremos una recompensa que merece la pena. Existen distintos rangos de combate, que pasan por D, C, B, A y S, llegando a SS y SSS en Devil May Cry 3. Nuestro rango irá subiendo en base a que no suframos daño en combate, no permanezcamos inactivos y no repitamos los mismos movimientos.

Al finalizar cada misión, seremos puntuados de acuerdo a diferentes factores como el estilo con el que hemos luchado, el daño recibido, la cantidad de orbes recogida y el tiempo que hemos tardado en completar la misión. Haciendo la media de todo esto, recibiremos una puntuación que nos dará ventajas como recibir una recompensa mayor de orbes rojos. Existen una variedad importante de orbes en el juego y que podemos conseguir tanto en los escenarios como al derrotar enemigos. Orbes verdes recuperan salud, los orbes azules aumentan nuestra vida máxima.

Por otro lado tenemos los orbes rojos, que son los más fáciles de conseguir y que representan las almas de los demonios que derrotamos. Estos orbes funcionan como la moneda del juego. Podemos cambiar estos orbes rojos por nuevas habilidades o incluso comprar objetos consumibles para que afrontar con más garantías nuestra próxima partida. A lo largo de cada entrega veremos cómo el sistema de combate va evolucionando, pudiendo realizar más combos y teniendo un control mucho mayor sobre nuestro personaje a la hora de realizar movimientos y esquivar ataques de nuestros enemigos. Seremos testigos de cómo la cámara fija pasa de ser nuestro peor enemigo a poder tener cierto control sobre ella y no condicione nuestros combates.

Devil May Cry HD Collection no consigue estar a la altura del nombre de esta saga - ¡Comparte!    

En todo momento estaremos acompañados por la música característica de Devil May Cry y que en cierta forma nos motiva a que nos soltemos mucho más haciendo que jugar sea una experiencia mucho más entretenida. Técnicamente estos títulos están muy obsoletos, pero su jugabilidad frenética sigue estando a la altura a pesar del paso de los años.

Recomendado:  Análisis de YS Origin

Duración

A la hora de hablar de la duración de Devil May Cry HD Collection es importante matizar que en gran medida estará ligada a nuestra forma de jugar. Si ya suele variar cuando hablamos de un solo título, hablando de tres se nota mucho más.

Dependiendo de la dificultad, nuestra habilidad, si ya conocemos la franquicia y sabemos cómo hacer frente a cada enemigo o incluso el tiempo que nos guste dedicar a cada escenario para descubrir sus secretos y demás, la duración de este título variará mucho. Sin embargo, hablamos de tres videojuegos completos, por lo que la duración de Devil May Cry HD Collection no será un problema en ningún momento. Perfectamente podemos invertir en cada título entre 8 y 10 horas, sin tener en cuenta que contamos con modos de juego que nos permiten simplemente enfrentarnos a oleada tras oleada de enemigos, por lo que supone una cantidad de tiempo adicional importante a la historia que nos quiere transmitir cada una de estas entregas.

Si nos tomamos en serio los diferentes rangos de las misiones y explorar a fondo cada escenario o incluso conseguir la mayor cantidad de logros posibles, es probable que queramos intentar de nuevo algunas misiones para volver a completarlas sabiendo exactamente lo que tenemos que hacer para conseguir rangos y recompensas mucho mayores o en dificultares más altas para ponernos a prueba.

Conclusión

Volvemos a hablar sobre algo que ya hablamos en la introducción. Como franquicia, estos tres títulos son muy buenos. Devil May Cry es un juego sobresaliente que supuso la llegada de un referente en el género. Con Devil May Cry 2, sin Hideki Kamiya al frente, intentaron apostar por algo nuevo y diferente al anterior título, pero no logró convencer a los fans de la saga y aunque no se trata de un mal juego, no está al nivel que los dos títulos de esta recopilación.

En Devil May Cry 3 volvieron a potenciar aquello que había gustado desde el principio, pero con mejoras interesantes trayéndonos un título muy bueno y muy divertido que posiblemente sea el más fácil de disfrutar de esta recopilación. Es muy interesante ver el desarrollo de la franquicia y esta evolución a lo largo de estos tres títulos. Sin embargo, como remasterización, Devil May Cry HD Collection no consigue estar a la altura del nombre de esta saga, si ya la remasterización de Xbox 360 contaba con numerosos peros, ahora sus defectos se ven mucho más exagerados. Lo peor de todo es que no cuenta con ninguna novedad realmente importante, salvo los 60fps y los 1080p y tenemos en nuestras manos el mismo juego que se lanzó en 2012.

El ejemplo más claro dentro de la misma franquicia es Devil May Cry 4 Special Edition, lanzado en 2015 y que aparte de mejores texturas y efectos visuales que en Xbox 360, también tenía nuevos personajes jugables con sus propias cinemáticas y nuevos modos de juego. Elementos que invitaban a rejugarlo en la nueva generación de consolas o adquirirlo por primera vez con novedades interesantes si nos habíamos quedado con ganas de probarlo anteriormente. Pequeños detalles, pero que se traducían en novedades interesantes que Devil May Cry HD Collection no tiene. Analisis Devil May Cry HD Collection Generacion Xbox Si quieres disfrutar de los tres primeros Devil May Cry en Xbox One, Devil May Cry HD Collection cumplirá perfectamente en su labor para revivir o vivir por primera vez esa experiencia. Aunque técnicamente los títulos ya estén muy desfasados, al jugarlos se nota por qué todo el mundo conoce el nombre de esta franquicia. Siguen siendo títulos muy entretenidos y divertidos de jugar, pero con esta remasterización pudieron haber llegado mucho más lejos. Cumple con su objetivo de traer estos juegos a una nueva generación de consolas, pero nada más aparte de eso.

*Gracias a Koch Media por habernos proporcionado el material para la review.

Comparte:
7.2

Lo Mejor

  • Por primera vez podemos disfrutar de estos títulos a 60fps.
  • Tres juegos completos que suponen una trilogía muy buena.
  • A pesar de los años siguen siendo títulos muy divertidos.

Lo Peor

  • Prácticamente la misma remasterización que llegó a Xbox 360.
  • Tras todos estos años están muy desfasados técnicamente.
  • No está a la altura de la franquicia.
6 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
7.5 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí.


Pedro Rodriguez

Me encantan los videojuegos y me gusta mucho poder escribir sobre ellos. Estoy enamorado de los RPG y del mundo abierto. Me gusta el Kpop y ver Netflix en mi Xbox.

1 Comentario
  1. MSC KILLER

    21 marzo, 2018 en 22:56

    Pues vaya plan, la misma remasterizacion o prácticamente que en Xbox 360. Lo que se llama un sacacuartos. Por lo que se ve, únicamente recomendado a los que nunca hayan jugado a ningún DMC.

    0


Deja una respuesta