Analizamos Xbox One X, la consola más potente jamás creada

Se ha hecho esperar desde su presentación en el E3 de 2016. Allí fue donde Microsoft mostró sus cartas al mundo para intentar seguir compitiendo en esta industria y no perder la carrera por el hardware más potente. Se rumoreaba por aquel entonces sobre una futurible PS4 Neo de Sony y sus bondades, consola que más tarde se confirmó bajo el nombre PS4 Pro. Presumiblemente sería anunciada en ese E3, pero no fue así y se mostró al mundo algo más tarde. Una máquina que podía asestar otro golpe a la marca americana. Quizá la estocada final en la guerra de consolas. El futuro de Xbox se vislumbraba muy sombrío.

El evento de Xbox con Gears Of War 4 como punta de lanza avanzaba a buen ritmo, pero quizá para muchos, solo era el show final. Una luz que se iluminaba con intensidad un segundo antes de apagarse para siempre. Se habló largo y tendido sobre el impulso que querían darle a los juegos Xbox Play Anywhere, uniendo usuarios de Windows 10 y Xbox One, dejando claro que el objetivo era facilitar que pudieses jugar a tus juegos independientemente de si jugabas en consola o PC.

Aunque era un secreto a voces, un modelo Slim de Xbox One llamado Xbox One S también sorprendería a los asistentes y espectadores de aquel E3. Más compacta que la One Original, sin fuente de alimentanción externa, con soporte para Blu Ray 4K UltraHD y con un acabado que hipnotizó al más pintado. Ese anuncio hacía indicar que la Xbox One aún tenía recorrido. Era un retrato perfecto. Como sacado del imaginario de lo que hubiese querido cualquier aficionado de la marca allá por 2013. Parecía que presenciábamos un reinicio de la marca, con esta nueva Xbox One S.

Pero aún no acababa la conferencia y la sombra de una futura PS4 más avanzada y potente seguía ahí, quizá una versión slim de Xbox One por muy novedosa y preciosa que fuera, no sería bastante para saciar los paladares más entusiastas y reiniciar una marca tan tocada por ese inicio desastroso de generación. Allí, no quedaba más tiempo para nada, y fue cuando Phil Spencer dio paso al famoso vídeo de presentación de Project Scorpio. It’s a monster.

Xbox One X. La consola más potente jamás creada, una consola creada para los desarrolladores y para los jugadores, capaz de ofrecer experiencias 4K . Sería compatible con toda tu biblioteca, sin dejar a nadie atrás.

Recuerdo que había gente que no entendía cómo se podían presentar 2 consolas en un mismo evento E3. Anunciar que un año después lanzas una consola mejor que la anterior podía dejar conclusiones contradictorias. Como que Scorpio opacaba el laanzamiento de Xbox One S. Pero tras este casi año y medio ahora vemos claro que era una estrategia calculada al milímetro por Phil Spencer y compañía.

Xbox One X culmina el cambio de estrategia de Microsoft - Tuitea esto

Un cambio de rumbo gestado paso a paso y encajando cada pieza en su sitio para allanar el lanzamiento de Xbox One X. Los servicios Play Anywhere y la retrocompatibilidad para afianzar a los usuarios de la marca y a los jugadores de PC , la plataforma ID@Xbox y los nuevos dev kits para dar herramientas y facilidades a los desarrolladores, Xbox Game Pass para hacer más atractiva la consola a los nuevos usuarios y dar cabida a nuevos modelos de negocio necesarios con los altos costos a los que se enfrentan los estudios, y la mencionada compatibilidad con Xbox One (S ) para no dejar a nadie atrás e ir, como rezaba el propio Phil Spencer; más allá de las generaciones.

Todo esto del plan maestro de Xbox, con las piezas confluyendo de una manera orquestada, para que se den las condiciones más favorables para sacar el monstruo está muy bien, pero… ¿Es la nueva consola de la marca Americana lo que se había prometido? Las expectativas son muy altas y no sería la primera vez que el hype hacia una consola se ha dado de bruces con la cruda realidad.

En este análisis trataremos de daros información completa sobre las especificaciones de la consola y sobre la experiencia que hemos tenido con ella. Para intentar que toda duda que pudierais tener sobre la misma pueda ser resuelta antes de aventuraros a comprarla.

Especificaciones técnicas

Para hablar de las bondades de Xbox One X hay que hablar primero de sus especificaciones. Los números de esos componentes que hacen de la consola una auténtica bestia capaz de ejecutar juegos como Forza 7 a resolución 4K, assets de infarto y 60 frames por segundo como rocas en todas las circustancias. Sólo al alcance de ordenadores de alta gama.

Hardware

Xbox One X Xbox One S Xbox One
Tamaño 30cm x 24cm x 6cm 29.5cm x 23cm x 6.5cm 34.3cm x 26.3cm 8cm
Peso 3,81kg 2,90kg 3,53kg
CPU Custom CPU @ 2.3 GHz, 8 cores Custom Jaguar CPU @ 1.75GHz, 8 cores Custom Jaguar CPU @ 1.75GHz, 8 cores
GPU Custom GPU @ 1.172 GHz, 40 CUs, 6.0 TFLOPS Custom GPU @ 914 MHz, 12 CUs, 1.4 TFLOPS Custom GPU @ 853 MHz, 12 CUs, 1.3 TFLOPS
Memoria 12 GB GDDR5 @ 326 GB/s 8 GB DDR3 @ 68 GB/s, 32 MB ESRAM @ 218 GB/s 8 GB DDR3 @ 68 GB/s, 32 MB ESRAM @ 204 GB/s
Memoria Flash 8Gb 8Gb 8Gb
Almacenamiento interno 1TB HDD 500GB, 1TB, 2TB HDD 500GB, 1TB HDD
Unidad lectora óptica 4K UHD Blu-ray 4K UHD Blu-ray Blu-ray
Fuente de alimentación 245W, Interna 120W, Interna 220W, Externa
Resolución HDMI y framerate 2160p @ 60Hz AMD FreeSync HDMI Variable Refresh Rate 2160p @ 60Hz 1080p @ 60Hz
Soporte HDR10 Si Si No
Protección contenido HDCP 2.2 HDCP 2.2 HDCP 1.4
CODECs Video HEVC/H.265, VP9, AVC/H.264, MPEG-2, MPEG-4 Part 2, VC1/WMV9 HEVC/H.265, VP9, AVC/H.264, MPEG-2, MPEG-4 Part 2, VC1/WMV9 HEVC/H.265, VP9, AVC/H.264, MPEG-2, MPEG-4 Part 2, VC1/WMV9
HDMI audio encoded Dolby Digital 5.1, DTS 5.1, PCM 2.0, 5.1, & 7.1; Dolby TrueHD w/Atmos (from games) Dolby Digital 5.1, DTS 5.1, PCM 2.0, 5.1, & 7.1; Dolby TrueHD w/Atmos (from games) Dolby Digital 5.1, DTS 5.1, PCM 2.0, 5.1, & 7.1; Dolby TrueHD w/Atmos (from games)
HDMI audio passthrough Dolby TrueHD (opt. Atmos), DD+ (opt. Atmos), DTS-HR/MA (opt. DTS:X) Dolby TrueHD (opt. Atmos), DD+ (opt. Atmos), DTS-HR/MA (opt. DTS:X) Dolby TrueHD (opt. Atmos), DD+ (opt. Atmos), DTS-HR/MA (opt. DTS:X)
S/PDIF audio digital Dolby Digital 5.1, DTS 5.1, PCM 2.0 Dolby Digital 5.1, DTS 5.1, PCM 2.0 Dolby Digital 5.1, DTS 5.1, PCM 2.0
CODECs audio AAC, MP3, MPEG1, WMV AAC, MP3, MPEG1, WMV AAC, MP3, MPEG1, WMV
Tecnología WiFi IEEE 802.11ac dual band (5GHz & 2.4GHz), 2×2 wireless Wi-Fi with Wi-Fi Direct for home networks IEEE 802.11ac dual band (5GHz & 2.4GHz), 2×2 wireless Wi-Fi with Wi-Fi Direct for home networks Dual band 2.4GHz and 5GHz spectrums, compatible with IEEE 802.11/a/b/g/n networks
LAN IEEE 802.3 10/100/1000 IEEE 802.3 10/100/1000 IEEE 802.3 10/100/1000
Puertos USB 3x USB 3.0 3x USB 3.0 3x USB 3.0
Salida HDMI 2.0b 2.0a 1.4b
Entrada HDMI 1.4b 1.4b 1.4b
Puerto para Kinect Adaptador USB externo Adaptador USB externo Si

Scorpio Engine

El punto clave de Xbox One X es su SoC (system on chip) desarrollado en estrecha colaboración con AMD. Le pusieron el nombre de Scorpio Engine, para conservar de alguna manera el nombre en clave que tenía Xbox One X durante los años de desarrollo, Project Scorpio. Esta, es la pieza central de la consola. La parte de la que Microsoft se siente más orgullosa. Tanto es así que cada vez que encendemos la consola sale la animación del Scorpio Engine acoplándose.

Una animación que a buen seguro se convertirá en icónica para todo fan de la marca y que más adelante podéis ver en esta review. 7 mil millones de transistores en una pieza de 359 mm2. Ahí es donde moran la GPU de 6TF y la CPU mejorada. Una obra de ingeniería de alto nivel, construida expresamente para dotar a la consola del poder suficiente para mostrar imágenes en 4K

Xbox one X

Este es el physical layout de Xbox One X

GPU

La GPU que contiene Xbox One X, está basada en Polaris, pero tiene muchas modificaciones pedidas expresamente por los ingenieros de Microsoft. Tiene 4 Shader Engines. Cada uno con 11 CU ( unidades de cómputo), de las cuales uno está desactivado para prevenir fallos en la cadena de montaje. Esto hace un total de 40 CU activas y 4 desactivadas. Como curiosidad, en los dev kits todas las unidades de cómputo están activadas. Y es por eso que tiene más potencia de cálculo junto a algunas capacidades extra.

Lo que más llama la atención de la GPU es la velocidad de la misma. 1172 MHz, muy por encima de los 911 MHz de PS4 Pro. Una velocidad que a buen seguro ha sido un quebradero de cabeza para los creadores de la consola, ya que a esas velocidades el consumo y el calor generado se dispara muy por encima de los límites óptimos para un aparato de consumo doméstico. Un usuario de PC puede asimilarlo bien, pero el usuario medio de consola es más exigente con lo aparatos que pone en el salón y el consumo de los mismos.

Para solucionarlo han abrazado el concepto de la cámara de vapor, que Nvidia está utilizando en sus gamas más altas de tarjetas gráficas, lo explicamos detenidamente en este artículo hace unos meses.

CPU

La CPU es una solución a medida creada por AMD. Un rediseño de la CPU Jaguar de 8 núcleos que montaba la Xbox One, con hardware dedicado heredado de la misma para aligerar el trabajo de la CPU y aumentando la caché y la coherencia de datos entre la CPU y la GPU. Todo ello con la idea de ayudar a la GPU a no padecer el temido cuello de botella en juegos dependientes de CPU. Como suele ocurrir en juegos de carreras y de mundo abierto.

Las novedades más importantes son el mejorado bloque de sonido, más velocidad de reloj – siendo un 31% más rápida que la solución de la Xbox One –  y una mejora de la latencia de un 20%.

Memoria RAM

Rodeando al Scorpio Engine nos encontramos los módulos GDDR5. Microsoft se dió cuenta de que para usar texturas 4K en Xbox One X necesitaría más memoria que la que disponía con Xbox One Original. Decidió pasar de 8 a 12 GB, y lo que es más importante… reservó 9 GB de esos 12, para juegos. Dejando para el sistema de Xbox One X tan sólo 3 GB, igual que los que son necesarios en Xbox One.

A parte de la capacidad de la memoria, las GPU actuales necesitan bastante ancho de banda para mover todos esos pixeles a Ultra HD. A primera vista la elección de GDDR5 no era la opción sensata para tal menester, pero los ingenieros de Microsoft usaron una interfaz de 384 bits. 12 canales de 32 bits que funcionan a 6.8GHz, para un ancho de banda de 326GB/s, con el beneficio adicional del sistema (DCC) de AMD.

Un ancho de banda por encima de muchas de las tarjetas gráficas de gama alta. Como la 1070 GTX Ti (256 GB/s).

Disco duro

En este sentido la unidad de disco de 1TB de capacidad de Xbox One X es similar a la de la Xbox One original. Han aumentado un 50% el ancho de banda y han mejorado su firmware para el objetivo de funcionar lo mejor posible con los juegos más exigentes de la consola.

Aparte del disco duro, conserva los 8GB de memoria flash internos.

Multimedia

  • Dispone de Blu Ray 4K UHD como la Xbox One S. Son las dos únicas consolas domésticas con esa unidad óptica.
  • HDR 10 para vídeo y juegos.
  • HDMI 2.0b de salida (2160 píxeles a 60 Hz) con tecnología AMD FreeSync, para comunicar mejor la consola con los monitores que tengan soporte, y favorecer que los juegos sean mas fluidos.
  • Con True HD Atmos de Dolby, podras escuchar alrededor el sonido en 3D si dispones un equipo preparado para ello. Una delicia para los que quieran montarse su cine en casa.

Diseño y aspecto exterior

El jueves 26 de octubre apareció un hombre de una compañía de transporte que portaba un paquete. La pegatina con X en él, hacia indicar lo que llevabamos esperando hacía ya unas semanas. Dentro de aquel paquete estaba “el monstruo”. La consola más potente del mundo. La Xbox One X que Generación Xbox tenía el honor de analizar para vosotros. En estos días he tratado de probar todos los aspectos de la consola. Tratando de ser lo más minucioso posible e intentando no dejarme ninguna duda sin resolver. Si bien todo lo hemos probado y jugado en un televisor 4K HDR, descartamos subir de momento activos 4K a YouTube, esperamos que los vídeos os sean de ayuda para satisfacer vuestra curiosidad sobre el supersampling y que al menos veáis, como ejecutaría la nueva Xbox One X los juegos en una pantalla full hd.

La Xbox One X entra por los ojos - Tuitea esto

Como visteis en el unboxing, la caja y la consola siguen la fórmula que tan bien ha funcionado con Xbox One S. Las líneas de la consola y su elegante diseño llaman la atención cuando la admiras, pero a la vez, en los salones actuales queda bastante bien camuflada gracias al negro mate de su carcasa y a que es la Xbox más pequeña jamás creada. Cuenta con un soporte opcional, así que puede colocarse en horizontal o vertical. Cabe destacar que quienes ya posean una Xbox One S podrán utilizar los mismos cables, pues la ubicación de los puertos fue diseñada para cambiar de consola rápidamente utilizando la misma configuración de los cables.

También nos gusta que ahora en la parte de arriba no hay rejillas para ventilar la consola. Por lo que ahora podemos poner encima de la Xbox One X el disco duro externo, la cajita del juego al que estemos jugando o el mando sin miedo a obstruir la circulación del aire.

Modelo Dimensiones Peso
Sony PS4 Pro 32,7 x 29,5 x 5,5cm 3,3 kilos
Xbox One X 30 x 24 x 6cm 3,8 kilos
Xbox One S 29,5 x 23 x 6,5cm 2,9 kilos
Xbox One 26,3 x 34,3 x 8cm 3,2 kilos

Algo que llama la atención nada más coger la consola es que pesa bastante para el poco tamaño que tiene. En esta tabla podéis comprobar que pese a tener menor volumen que el resto de consolas, es la que más pesa con diferencia. Algo que no importa si se ubica en un sitio seguro de la casa, pero que es una contra, por ejemplo, para los que se llevan cada fin de semana la consola al pueblo y la famosa casa de campo.

Iniciando la consola por primera vez

El primer cambio en este aspecto es que el botón de inicio esta vez es físico, como en Xbox One S. Han quitado el sensor que encendía la consola cuando simplemente pasábamos el dedo por él, y que tantos inconvenientes nos ha dado a la hora de limpiar. Ahora hay que pulsarlo para oír el carismático sonido de encendido y para que la X que preside el botón, se llene de luz parpadeante mientras se inicia la consola.

En el inicio de la Xbox One X hay una sorpresa en forma de animación como ya nos desveló Major Nelson. Scorpio Engine se acopla a la placa para ofrecernos todo el poder de la consola. Después salta la animación nueva del logo de Xbox One, que ya disfrutamos desde hace un tiempo, y salta la configuración. Cuando activamos Internet nos manda actualizar un parche day one y despues se reinicia de nuevo.

En este punto se recomienda tener un disco externo con una copia de seguridad del sistema y juegos transferidos para tal ocasión, con la función que incluyó Microsoft en una de sus últimas actualizaciones. Simplemente sería enchufar el disco externo por usb a la Xbox One X y disfrutar desde el minuto 1 de tus juegos.

El dashboard es a grosso modo igual que el de Xbox One. Si dispones de un televisor 4K con HDR 10, se verá con resolución 2160p y con alto rango dinámico. Un cambio bastante importante si se tiene la oportunidad de ver el cambio de uno a otro. Algo con lo que ya contaba Xbox One S. Aunque eso si, la velocidad al moverse por los apartados es casi directa, más rápida a simple vista que la Xbox One con la última actualización.

¿Es ruidosa Xbox One X?

Una de las preguntas en las que nuestros usuarios más hecho más énfasis es saber cuánto ruido hace la Xbox One X. Estaréis encantados de leer que en base a las pruebas que hemos realizado, en modo reposo o cuando se hace uso de los menús y de las apps, el ruido que hace la consola es menor incluso que las anteriores consolas de la familia Xbox. La consola saca de sus rejillas aire caliente, pero el nivel de ruido que hemos registrado es casi inmutable en menos de 25dB.

Al usar juegos a plena potencia, con juegos más exigentes, el ruido de la Xbox One X asciende a máximas de 30dB. Teniendo en cuenta que la Xbox One estándar ronda los 39dB de media, es una mejora considerable. Quizá nuestras pruebas no son tan empíricas como las que pueda realizar un medio como Digital Foundry, pero el porcentaje de dB os va dar una orientación de como es esta maquina.

Y es que según la propia Microsoft, Xbox One X tiene mucha eficiencia por un método propio llamado HOVIS, en honor al ingeniero de Microsoft que ideó el método. En la cadena de montaje se calibra la placa base para el procesador que se monta en ella ajustando los voltajes de cada uno de los chips y optimizarlos para descartar un montón de energía malgastada que se traduciría en más calor y más ruido, al tener que ventilar correctamente.

Para los que tengan una Xbox One, el desembalaje, el diseño de la consola y el dashboard, aunque no sea exactamente igual, resulta muy familiar y te hace cómodo todo el proceso. Para los usuarios de Xbox One S esta sensación estará aún más acentuada gracias a que las dos consolas son de un diseño aún más parecido y comparten los mismos cables, el Blue Ray UHD, la opción del dashboard a 4K, además de compartir otras funcionalidades como el HDR.

Probamos los juegos en Xbox One X

Lo primero de todo es confirmar que los juegos de Xbox One y los retrocompatibles que hemos probado funcionan perfectamente en la nueva Xbox One X. Detectamos nada más algún problema puntual a la hora de grabar vídeos con Game DVR a 4K HDR, que a buen seguro limarán en próximas fechas, pero a la hora de jugar, que es lo que más nos importa, la consola rinde a la perfección.

Para esta review hemos querido ser realistas y honestos con nuestros lectores. Presentar contenido solo a 4K no tenía mucho sentido cuando la mayoría estaréis viendo esto desde un PC convencional o un smartphone. Así que hemos querido mostraros Titanfall 2 con los assets 4K y compararlo con su versión estándar de Xbox One. Todo ello para que podáis ver como se comportaría en líneas generales el supersampling. En este en concreto notaréis a simple vista la mejora en los dientes de sierra y texturas.

En todos los casos la velocidad de carga era sensiblemente mejor, y las características prometidas en pantallas 4K se veían tal cual nos aseguraban. No obstante también os podemos contar que tal lucen estos juegos a 4K y con los assets de Xbox One X.

Gears Of War 4

Las diferencia entre jugar la campaña o el modo horda a 60 fps es una delicia digna de probar. Si bien es difícil volver al modo 4K después de probar el modo rendimiento, la calidad en los assets se nota claramente cuando no se está en alguna refriega y se tiene tiempo de observar con detalle los paisajes de los que hace gala el juego de The Coalition. Sin duda uno de los juegos que más hemos disfrutado probar en la Xbox One X.

Gears 4 xbox one x

 

Killer Instinct,  Fallout 3 y Halo 3

Tener la oportunidad de jugar este juego a 4K y 60fps, con toda la amalgama de efectos que genera el juego con cada golpe es otra de las maravillas que hay que ver. Sobre todo si eres fan de los juegos de lucha y dispones de un panel 4K.

Varios retrocompatibles de 360 también se han renovado en Xbox One X con parches, que entre otras mejoras aumentan la resolución, la distancia de dibujado o las sombras, según el juego. Hemos podido probar muchos juegos con los parches Xbox One Enhanced e iremos mostrando material de ellos a lo largo de estos días.

Preguntas frecuentes

¿Se necesita un televisor 4K HDR para usar la Xbox One X?

Si no quieres un panel 4K HDR o prefieres esperar un poco más antes de tenerla y estás pensando si hacerte con la nueva consola de la familia Xbox One, tienes que saber que se puede jugar con una pantalla full hd. Es más, descontando la resolución 4K, todos los beneficios que tenga el juego los podrás apreciar en tu nueva consola. Velocidad de carga mejorada, mejoras de frame rate y todos los assets mejorados de los que disponga serán 100% aprovechables y evidentes.

Además, aunque no dispongas de la resolución 4K sin un televisor acorde, la consola es capaz de ejecutar el juego a 4K y hacer una técnica llamada supersampling, para pasar la imagen a la de tu panel, con el beneficio de mejorar la definición de la imagen. No es lo mismo, pero es una más que notable mejora con respecto a la versión de las antiguas Xbox One

¿Y los juegos sin mejoras para Xbox One X?

La mayoría de juegos que hemos probado sin parche en Xbox One han tenido mejoras, unas más evidentes que otras. Gracias a la potencia de Xbox One X, los juegos con frame rate desbloqueado resultan más estables en las partes en las que la consola sufría tirones y juegos que tenían resolución dinámica, son ahora más propensos a estar en la solución más alta que les es posible.

Multimedia y apps

Como ya sabéis, no solo de juegos vive Xbox y por ello las aplicaciones de streaming o reproducción de contenido multimedia también han sufrido mejoras a la hora de mostrar contenidos. Esto es todo lo que puedes usar en Xbox One X.

  • Blu ray 4K: Como sucede en la Xbox One S, la Xbox One X es totalmente compatible con estos discos. Siendo las únicas consolas del mercado con la posibilidad de reproducir contenido BR 4K. Además el HDR funcionaba correctamente.
  • Blu Ray 3D: Probamos un disco preparado para tal fin y como en el caso anterior, la Xbox One X no tuvo problemas a la hora de reproducirlo
  • Netflix: Al igual que el resto de Xbox, puedes reproducir contenido a 4K. Netflix funcionaba a 4K y HDR en la nueva consola de la marca americana. Sólo hace falta una buena conexión de internet y una cuenta de netflix con esa funcionalidad.
  • Mixer: Logramos emitir vídeos a 1080p. Si bien puede ser por nuestra conexión. No disponemos datos sobresi se puede emitir en directo a través de esta plataforma a 4K. Aunque está confirmado que podrá hacerlo, nosotros no logramos emitir a esta resolución.
  • Game DVR y Upload Studio: Esta funcionalidad permite grabar vídeos hasta 4K con HDR. Sin una pantalla preparada para esas tecnologías no te deja seleccionar la opción y hay que conformarse con resoluciones SDR de 1080p o 720p. Tuvimos algún error a la hora de grabar juegos a 4K y HDR, en general la experiencia ha sido buena. El problema de verdad venía a la hora de editarlos con el Upload Studio. En ocasiones no se veía y solo se escuchaba el audio, otras se quedaba parado. Nunca se llegaba a crashear, pero se nota que aún tienen que perfilar el software para hacerlo funcionar al 100%.

Conclusión

El año pasado PlayStation corroboró que se podía lanzar una consola mid-gen con su PS4 Pro, y ahora le toca el turno a Microsoft, con esta Xbox One X. Aún es pronto para saber si se convertirá en la tónica habitual de las compañías de videojuegos, pero es innegable que hay interés en este tipo de productos para entusiastas.

Su principal ventaja es ofrecer a los desarrolladores la posibilidad de hacer versiones de los juegos más parecidas a los PC de alta gama. Desde que en esta generación las consolas abrazaron la arquitectura X86 de PC, ahora más que nunca los ports de PC a Consola son más fáciles de hacer. Microsoft con su Xbox Play Anywhere, los nuevos Dev Kits y el lanzamiento de Xbox One X, les está ofreciendo todas las herramientas necesarias a los desarrolladores para compartir assets y funcionalidades de red entre las dos plataformas.

Tanto es así que en la misma semana de lanzamiento de la consola, tendremos más de 70 juegos mejorados para Xbox One X. Y este mismo año subirán hasta más de los 160 juegos mejorados que ya han prometido. Una muestra más que evidente de la facilidad para compartir activos entre plataformas y el interés de las compañías en ofrecer la mejor cara de sus juegos en la consola más potente de la familia Xbox One. Con esta consola y su potencia inusitada, con toda seguridad dispondremos de las mejores versiones posibles de los juegos multiplataforma.

Todo esto aderezado con la más que imponente variedad de servicios de Xbox Live (como servidores, Mixer, Xbox Game Pass, Gold, Onedrive o Game Preview) hace que si te estás planteando comprar una consola nueva o renovar la tuya, Xbox One X sea una de las opciones más interesantes para tener tu estación de juego para mucho tiempo. Nos gustaría saber qué deparará el futuro y saber si las “mid-gen” se van a quedar como algo habitual en la industria, o si esta familia de consolas Xbox One, aún tendrá algún otro integrante dentro de otros 4 años en vez de sacar la futurible Xbox Two.

Pero lo importante es que ésta vez Microsoft no ha especulado con la potencia de su nueva consola. El trabajo realizado se podría decir que es artesanal. Haciendo énfasis en todos los puntos en los que había fallado en Xbox One. Dejando claro que escucha a su masa de aficionados. Un buen punto de partida para la epoca del 4K en consolas.

*Nota: Agradecemos a Xbox España habernos cedido todo el material necesario para la review.

Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí.

Las mejores ofertas de Xbox 

Xbox One S en Amazon
Xbox One X en Amazon
Ofertas en juegos de Xbox 
Xbox One S en MS Store
Xbox One X en MS Store
Ofertas con Gold


The following two tabs change content below.

Gaizka

Editor multimedia en Generación Xbox
Jugón, youtuber, rolero, comiquero, cinéfilo empedernido, intento de actor de doblaje y "Billano".
[yuzo_related]

Debes estar Conectado para comentar.

Últimos comentarios

  • author image
    MSC KILLER dijo:
    Ojalá sea verdad un FH en Japón ....
  • author image
    MSC KILLER dijo:
    Antes del pasado e3 se filtro una lista de juegos pero no se anunciaron. Esa lista parece ser rea...
  • author image
    xilad dijo:
    Fable IV?, Tipo The Withcher 3, soñar no cuesta nada, :)...
  • author image
    K1serDragon dijo:
    Curiosa forma de dar a conocer su nuevo proyecto. Espero que sea para xbox...
  • author image
    Y2Aikas dijo:
    parece que Microsoft se a dado cuenta del problema de Microsoft España y esta por la labor de remed...

Análisis